Crisis en la FCE: La historia por detrás de la renuncia de Giusti – El Germen FCE|UBA

Mirá este informe de C5N donde cuentan la historia que está por detrás de la renuncia de Giusti.

Renunció José Luis Giusti, el decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, militante radical y ex candidato a legislador del PRO, envuelto en denuncias que van desde violencia doméstica, hecha por parte de su ex esposa, hasta la de poseer un patrimonio personal millonario imposible de justificar.
Esta renuncia es sólo la parte visible de una trama de corrupción que viene desde tiempos donde Emiliano Yacobitti y Juan Francisco Nosiglia (hoy Secretario de Hacienda de la UBA y legislador porteño por la UCR, respectivamente), eran la conducción del CECE como miembros de Franja Morada. Este sector del radicalismo, que hoy impulsa la candidatura de Martín Lousteau como Jefe de Gobierno, es el que todavía se esconde impune de una larga lista de hechos violentos y manejos turbios de los recursos de la facultad y de la universidad, como la usurpación del CECE -a fuerza de amenazas, golpes y falsas denuncias- en 2001, tras perder la presidencia luego de 17 años.
La historia de Nuevo Espacio no se cierne únicamente sobre el CECE. Ellos, desde 2005 en adelante, han manejado todo lo que concierne a la política de la FCE, desde la elección del decano hasta la designación del color del que se pintan los baños (¿por qué la facultad está toda pintada de naranja?).
Entendemos que la renuncia de Giusti, más que una buena noticia, es una señal de alerta para toda la comunidad académica de la UBA. Nuestra universidad es utilizada por Nuevo Espacio para hacer negocios con la educación pública, y esto debe detenerse. Queremos una universidad abierta y transparente, que rinda cuentas a toda la comunidad académica y a la sociedad, con docentes regularizados y estudiantes que ingresen, permanezcan y egresen. Queremos que la universidad esté al servicio del pueblo, que es el que le da sustento y sentido.
Estamos en total desacuerdo con la orientación privatizadora que ha adoptado nuestra facultad, signada por un acercamiento a grandes multinacionales mediante convenios que, sin mejorar la calidad educativa, invitan a estas corporaciones a influir en los planes de estudios y la vida académica. Entre otros “logros” de la gestión resaltan: la concesión del comedor a privados, la reducción de contenidos curriculares para incluirlos en posgrados o cursos pagos como “Capacitarte”, e incluso la instalación de una sucursal del Banco Santander dentro del edificio.
Desde que asumió el ahora ex decano José Luis Giusti, lejos de cambiar este rumbo, se profundizó aún más, llegando al punto de perseguir a docentes ideológicamente opuestos al proyecto del decanato, intentando cerrar los cursos de los docentes Andrés Asiain y Guillermo Gigliani, entre otros.

franja morada

Crisis en la FCE: La historia por detrás de la renuncia de Giusti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *