¿Quiénes Somos? – El Germen FCE|UBA

¿De dónde venimos?

El Germen nace hace 16 años al calor de una Argentina que salía de una de las crisis económicas más profundas de su historia. Nuestros orígenes se dan en simultáneo a los primeros momentos del gobierno de Néstor Kirchner, donde la esperanza volvía a asomar y un nuevo proyecto político volvía a ilusionar después de muchísimo tiempo

En sus comienzos, agrupaba a estudiantes independientes que sentían la necesidad de discutir y repensar los contenidos de sus planes de estudio, y de cómo éstos los preparaban de forma incompleta para comprender la realidad que se vivía en el país.

Hoy es un numeroso grupo de estudiantes, graduades y docentes de la FCE comprometides con la construcción de un país más justo y equitativo; con una universidad al servicio del pueblo que garantice el ingreso, la permanencia y el egreso de todas las personas que quieran hacerlo.

En una facultad conducida por Franja Morada hace muchos años en todos los claustros y lugares institucionales, resulta fundamental apostar a espacios de discusión y construcción colectivos que tengan un objetivo claro: transformar la realidad.

¿Hacia dónde vamos?

Creemos que cada ser humano debe ser dueño de forjar su propio destino. Que las condiciones de vida de ninguna persona deben estar supeditadas a las condiciones materiales en las que nazca. Creemos en un país donde el pan, la salud, la educación y el trabajo estén al alcance de todos y todas, donde la dignidad de cualquier argentino o argentina no sea una variable con la cual se pueda ajustar.

Como militantes populares, entendemos que la Universidad debe ser una institución formadora y generadora de cultura y conocimiento, creadora de los profesionales que la nación necesite para el bien común y a la vez, debe estar comprometida con las problemáticas reales de la sociedad, las cuales le dan el sentido y sustento.

Así, al decidir militar en la Universidad, nos hacemos protagonistas de la lucha cultural contra la colonización pedagógica impuesta a través de décadas en los claustros de la UBA, gobernados por una élite que refugiándose en el concepto tergiversado de la autonomía universitaria, se asocia a las transnacionales y a los intereses más reaccionarios y conservadores del país, yendo siempre a contramano de los procesos populares y dándole la espalda caprichosamente a la realidad que se vive en las calles. La consecuencia de esa colonización pedagógica es una Universidad que enfoca sus esfuerzos a la producción de conocimiento y soluciones para satisfacer las necesidades de los centros económicos mundiales, siendo totalmente indiferente a las necesidades de la nación.

Al ser el nuestro un país “periférico”, con considerables niveles de dependencia a los intereses extranjeros, es clave que contemos con una Universidad que se plantee el desarrollo de un programa de liberación cultural, económica, política y social, al servicio de un proyecto nacional y con las puertas abiertas a todo el pueblo. Nuestro compromiso, militancia y trabajo diarios están orientados a forjar esa Universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *